La democracia global PDF Imprimir E-mail

Capítol 8 La voluntad de construir alternativas económicas a las organizaciones y a las prácticas capitalistas tradicionales ha coincidido en el tiempo con la eclosión de un movimiento social mundial de crítica de la globalización neoliberal y a favor de otra globalización más justa, que tiene en su cúspide el Foro Social Mundial. Este movimiento integra muchas y diversas iniciativas, entre las cuales ha ido ganando protagonismo la economía social y solidaria, nombre con el que se conocen todas aquellas experiencias y redes productivas, financieras o de consumo enfocadas a la construcción de una economía postcapitalista, democrática y solidaria. Es, por lo tanto, un concepto en muchos aspectos coincidente con el del "mercado social".

El movimiento altermundialista ofrece, así, un marco a partir del cual interpretar y proyectar el proceso de construcción de un "mercado social" orientado a la Democracia Económica. Además, presenta una constelación diversa de propuestas, algunas de ellas claramente complementarias con el horizonte de una economía de mercado más justa y democrática, como por ejemplo la renta básica, la democracia política participativa, el desarrollo ecológicamente sostenible o la regulación democrática del comercio internacional y de los mercados financieros mundiales. ¿Es posible entender la Democracia Económica como una parte, relevante, de un programa más amplio de reformas sociales?